domingo, 13 de enero de 2013

Soum de Nère. 2.394 metros

11 de Enero de 2013  -  Soum de Nère

Llevamos unos días queriendo salir y por diversas razones no hemos logrado pisar la nieve en este recién estrenado año. Parece que después de este largo anticiclón, vienen grandes nevadas, por lo que queremos aprovechar este viernes y nos escapamos hacia Luz. El pequeño y  agradable pueblo de Sers, es de donde sale la pista  que ha quedado limpia después de los calores de enero, y nos adentramos con el coche en busca de la nieve. Desde la borda, tenemos que andar un cuarto de hora  hasta calzarnos los esquíes donde los abedules nos abren paso hacia zonas superiores desde donde divisamos nuestro objetivo. La nieve, en la parte baja, está bastante helada, pero poco a poco, y debido a la nevada de la noche anterior, va cambiando a polvo. Llevamos por delante a cuatro autóctonos, que nos han abierto una huella a nuestra medida, haciendo grandes zigzags, por la que subimos cómodamente hasta el hombro por encima del col. Paramos a comer algo, y nos juntamos con ellos cuando regresan de la cumbre. El sol nos acaricia, por la ausencia de viento, y nos animamos a poner crampones para subir a la cercana cima. Las magníficas vistas del Piamonte y de Neouvielle tan blanco nos engaña, y nos hace creer que hay mucha nieve en el Pirineo. Nos sumergimos en la nieve polvo, en una bajada larga y sostenida. En pocos minutos estamos en el valle. 





 Comenzamos el ascenso entre abedules. 

 Enfrente, la subida a la Pene del Pourri,  solitaria y sombría.

 Nuestro objetivo, El Soum de Nère

 Las hojas de las  hayas,  han recibido una pequeña capa de nieve.

 Una huella solitaria hacia el Soum

Subimos cómodamente por los zig zags que nos han trazado los franceses.

 Cuando llegamos cerca de la cumbre, ellos comienza el descenso. Ufff


La cumbre. Al fondo Neouvielle

Argèles-Gazost en el Piemont

 Haciendo equilibrios en la cumbre.

Y ahora nos toca a nosotros. Allá vamos....




 Que rápido se termina lo bueno. Miramos alrededor buscando mas planes para otros días.

 En casa, y después de semejante día, degustamos unas "moules" con Prosecco bien frío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada